El Padre Alegre fundador del Cotolengo que la providencia a guiado sus pasos hasta nuestros días realizando una obra de amor y misericordia ejemplar al acoger a los huérfanos  y enfermos mas desvalidos. EL nos enseño lo que es vivir de la providencia de Dios. El nos enseño que lo mejor que puedes hacer por tus benefactores es pedir por la vida eterna. El nos enseño que los más pobres son los enfermos pobres porque son pobres hasta de salud y Dios los acaricia con su gracia. Gracias Padre Alegre y Gracias Ramón Pintó, profundo amigo, que desde el cielo nos estas mirando, tu nos enseñaste a amar la obra del Cotolengo, siempre recordaré cuando uno de los jóvenes africanos huérfano  que tu atendías para darle clase como voluntario, milagrosamente  el día de navidad reencontró a su familia y no tenían suficientes palabras de agradecimiento para los que habíamos cuidado de el. Recuerdo cuando convenciste a tus amigos para poner ordenadores en el Cotolengo, recuerdo que regalamos ordenadores en color que no teníamos ni nosotros , pero para tí todo era poco para entregarte a los demás, me costó mucho entender cuando me decías que lo importante no era el cuerpo sino salvar el alma, nunca nadie me había hablado así, gracias por tu ejemplo.

Recuerdo que un día traje al Cotolengo comida de improviso con la furgoneta de Malta y la hermana de cocina me dijo.  hoy como no había nada para comer he limpiado las cámaras frigoríficas , yo le pregunté ¿que pensaban comer? ella me dijo, usted lo acaba de traer, la providencia nunca nos abandona.

En casa de María nos llama ir al Cotolengo a rezar el Rosario con los pobres de Casa de María que nos acompañan a la adoración que hacen las hermanas en su capilla los domingos, los pobres reaccionan fenomenal y nos dicen pero si yo estoy fantástico comparado con los enfermos del Cotolengo, tenemos salud. Y nuestros amigos los Fernandos , padre e hijo, juegan un partido de fútbol contra el Cotolengo que no lo supera ni la Champions.

Gracias Padre Alegre su obra nos inspira y nos anima a seguir con la obra de Casa de María Reina de la Paz.

IMG_4349

IMG_3986

IMG_4233

Una de las rutas de salida de familias al encuentro de los obres que duermen en la calle está dedicada al Padre Alegre.

IMG_4351